Ecoaldeas

Ecoaldeas, nueva forma colectiva de habitar un territorio

Autora: Rocío Blaitt

tomado de:

http://elblogdefarina.blogspot.com/

Los paradigmas que han guiado el desarrollo de las civilizaciones actuales, basados en el progreso económico ilimitado, se han visto amenazados por sí mismos dificultándose el rumbo llevado hasta ahora. Debido a este modelo de progreso, nuestro planeta vive una seria crisis ecológica que ha derivado en calentamiento global, crecimiento desmedido de las ciudades, escasez de alimentos, etc. Estos problemas generados por el “desarrollo”, se tratan de resolver con más soluciones derivadas del “desarrollo”. Así, la consecuente crisis energética, se ha tratado de solucionar a través de la producción de otras fuentes de energía alternativa, posibilidades de energía renovable, nuevos sistemas más eficientes, etc. Todos los esfuerzos enfocados a seguir viviendo con el mismo nivel de confort impregnado en nuestra cultura occidental a lo largo de las últimas décadas, esperando que la tecnología y el progreso solucionen los problemas de los hombres.

Consumo de energía en el 2010
Imagen de Educalia

En este contexto, existen ciertos grupos humanos que están tratando de solucionar la crisis desde otra perspectiva, con una propuesta que se aleja del modelo de desarrollo actual siendo cada habitante partícipe activo del cambio, partiendo desde la base que implica modificar el estilo de vida. Las ecoaldeas representan un sistema alternativo que propone experiencias comunitarias de pequeña escala, intentando construir la sostenibilidad a nivel local en armonía con la naturaleza.

¿Qué es una ecoaldea?

Al escribir la pregunta “¿Qué es una ecoaldea?” en el buscador de Google aparecen más de 50.000 resultados. Los primeros son los que contienen la pregunta textual. La definición de Robert Gilman [director del Context Institute], se repite en diferentes páginas y resume los contenidos de las definiciones encontradas en Internet (por ejemplo, en Selba): “Una ecoaldea es un asentamiento humano, concebido a escala humana, que incluye todos los aspectos importantes para la vida, integrándolos respetuosamente en el entorno natural, que apoya formas saludables de desarrollo y que puede persistir indefinidamente”.

Ecoaldea de Lakabe, Navarra
Imagen de Amics Arbres

Un enlace que se repite al buscar una definición de ecoaldea, es el de la enciclopedia libre Wikipedia donde aparece una definición más completa, pero cuyo primer párrafo resume los contenidos más importantes: “Una ecoaldea es un movimiento de personas, en el ámbito mundial, que optan por vivir en comunidad de una forma diferente. Las ecoaldeas son modelos, algunos patrocinados por organismos como la UNESCO, que están demostrando que es posible otra forma de vivir fuera de las redes del gran consumo y el derroche, con unos principios de ecología y respeto al medio ambiente”.

Ecoaldea de Matavenero, León
Imagen de VivaLeon.com

A través de las diferentes páginas visitadas, se logra tener una visión general del concepto, a pesar que el nombre se puede interpretar de muchas maneras. La explicación más básica deriva en que una ecoaldea es una aldea ecológica. Con respecto a este término, la Ecovillage Network Of The Americas (ENA) especifica que “un aspecto sumamente importante de este concepto, es el de la igualdad entre los humanos y otras formas de vida; de manera tal que los humanos no procuren dominar a la naturaleza sino que más bien, encuentren su lugar en ella”.

Ecovilla Gaia, Argentina
Imagen de la página web Ecovilla Gaia

Esta definición sigue siendo bastante amplia y acepta diversas configuraciones. En general todos los ejemplos comparten principios básicos en relación a la sostenibilidad de los recursos, la ecología, la relación con el entorno social y en general la máxima autosuficiencia. Basándose en esta idea y en los conceptos descritos por las definiciones citadas, se pueden acoger al término de ecoaldea tanto granjas familiares, como pueblos en deterioro transformados por algún proyecto de ONG. Lo más común son las comunidades rurales intencionales cohabitacionales, pero también caben en este concepto las aldeas indígenas y los proyectos de vecindarios urbanos. Algunos proyectos plantean la propiedad privada y otros se construyen como pequeños pueblos. En general una ecoaldea puede ser cualquier asentamiento humano que esté trabajando hacia la sustentabilidad.

Ecoaldea Grishino, Rusia
Imagen de Russian Ecovillage Grishino

Muchos grupos han acuñado el término ecoaldeas para definir su comunidad. Pero también se pueden encontrar opiniones de personas contrarias a usarlo para cualquier proyecto de escala familiar que vive del campo, o establecidas en terrenos de un único dueño, como asimismo las comunidades sectarias en ideologías esotéricas, cerradas hacia los demás y gobernadas por muchas reglas; o en proyectos que usan el nombre para vender servicios o productos, aprovechándose del nombre que lo tilda de ecológico para un fin lucrativo (artificio conocido como “ecowash”). A pesar de la diversidad de configuraciones y tipologías que aparecen descritas bajo un mismo nombre, es posible entender el concepto de ecoaldea como un nuevo modelo de asentamiento humano, en relación a la intención de sustentabilidad subyacente al proyecto. Todas la actividades de una ecoaldea se desarrollan en armonía con la naturaleza y se basan en un desarrollo holístico.

Valle de Sensaciones, Granada
Imagen de Valle de Sensaciones

En varias de las páginas encontradas se hace mención a la “Cumbre de la Tierra“, en Río de Janeiro (1992), como evento impulsor de muchas de las ecoaldeas, basándose en poner en práctica, a nivel local, los criterios consensuados en la Agenda 21, cuyo principio básico es un compromiso de cambio hacia la sostenibilidad. Este interés común nace entonces como respuesta al colapso medioambiental que vive el planeta. A pesar de existir singularidades en las filosofías que arman cada comunidad, existe una ideología ecológica, antiindividulalista, inherente a las bases de cada proyecto. Se comparte el deseo de llevar una vida más tranquila sin estrés, vinculándose al concepto de “Slow life” y decrecimiento. Son comunidades formadas por personas que quieren vivir una vida alternativa a la que ofrece el sistema imperante, alejándose del modelo de economía global.

Red Global de Ecoaldeas

La Red Global de Ecoaldeas (GEN: Global Ecovillage Network) se formó en 1995, como resultado de una conferencia mundial sobre “Ecoaldeas y comunidades sostenibles” en Findhorn, Escocia. Es una organización de comunidades y personas que comparten ideas y desarrollan intercambios culturales y educacionales. El primer objetivo de la GEN es apoyar y estimular el desarrollo de nuevos asentamientos sostenibles en el mundo entero.

Findhorn, Escocia
Imagen de Findhorn Foundation

Los integrantes de esta red incluyen ecoaldeas de toda escala, como el pueblo de Auroville en India, con una población de 1500 habitantes, y pequeñas ecoaldeas familiares rurales. También contiene proyectos juveniles urbanos, centros educacionales y otras comunidades intencionales. La organización tiene una directiva formada por 8 personas, representantes de las diferentes regiones. Existe una secretaría base de coordinación internacional general y su oficina está en Gaia Villages de Dinamarca. Las ecoaldeas fundadoras de esta asociación son: Findhorn (Escocia), The Farm (Tennesee, USA), Lebensgarten (Alemania), Crystal Waters (Australia), Ecoville St.Petersburg (Rusia), Gyûrûfu (Hungría), Proyecto Ladakh (India), Manitou Institute (Colorado, USA) y la Asociación de Ecoaldeas Danesas.

Findhorn, Escocia
Imagen de Findhorn Foundation

En la página de GEN se encuentra un directorio de ecoaldeas. Este directorio registra ecoaldeas en todo el mundo con un total de 68 países (Chile no figura en esta lista). El país con mayor número de ecoaldeas es Estados Unidos con un total de 95 [pero todas ellas con muy pocos habitantes], y luego Australia con un total de 31 A partir del directorio, que está en forma de buscador, he realizado la tabla siguiente:

En las fichas de datos que contiene el directorio, aparece la ubicación, dirección y contacto (teléfonos, direcciones de correo electrónico y en algunos sitio web). Como información adicional, en algunas fichas se agrega también el número de habitantes, si incluyen niños, una pequeña descripción de la ecoaldea, y una lista de ciertas áreas de especialización (como el cultivo orgánico, el ecoturismo, prácticas ecológicas, etc). También se especifica en estas fichas cuáles ecoaldeas cuentan con infraestructura para recibir visitantes.

Actividades de la GEN

Una parte importante de la GEN se refiere a las actividades. Este punto parece especialmente interesante ya que deja ver el parte del funcionamiento práctico de la red y sus comunidades. Además es representativo de la información presente en las diversas páginas web de ecoaldeas visitadas, cuyos perfiles se asemejan estrechamente y por lo tanto presentan funcionamientos similares. Estas actividades se pueden agrupar de la forma siguiente: ecoturismo, Living and Learning at an Ecovillage (Viviendo y aprendiendo en una ecoaldea); Community Sustainability Assessment (Evaluación de la sustentabilidad comunitaria); por último, actividades referentes a las Naciones Unidas ya que desde el año 2000 tiene status de ECOSOC (Economic and Social Council of The United Nations) que le otorga la posibilidad de ser parte del trabajo de distintos comités que promueven las comunidades y las prácticas sustentables en diferentes partes del mundo.

Imagen de Planet Thoughts

De todas ellas puede resultar interesante la referente a la Evaluación de la sustentabilidad comunitaria. La Red Global de ecoaldeas fomenta el autoanálisis para descubrir su grado de sustentabilidad por medio de una herramienta de auditoría ecológica desarrollada por GEN y otras entidades. Está disponible en inglés francés, castellano y portugués. En interesante revisar este cuestionario, ya que a través de las preguntas, se puede entender los criterios de la GEN en relación al concepto de sustentabilidad. A quien le interese puede descargarse el cuestionario aquí. Sigue el sistema de las tres patas de la sustentabilidad: económica, social y ecológica, pero cambiando la pata económica por la espiritual.

Port Townsend Ecovillage, USA
Imagen de PTEV

El chequeo ecológico incluye apartados referentes a: conexión con el lugar, escala y ubicación de la comunidad; restauración y preservación de la naturaleza; disponibilidad, producción y distribución de alimentos; infraestructura física, construcciones y transporte, materiales, métodos y diseños ecológicos; patrones de consumo y manejo de basura sólida; agua, fuentes, calidad y patrones de uso; aguas residuales y manejo de la contaminación de las aguas; fuentes y uso de la energía.

Imagen de Ecoaldea.com

En el chequeo social aparecen: apertura, confianza y seguridad; espacios comunes,
Comunicación, flujo de las ideas y de la información; servicios, formación de redes, asistencia y difusión, intercambio de recursos (interno/externo); sustentabilidad social, diversidad y tolerancia; toma de decisiones; resolución de conflictos; educación; salud; economía sustentable, economía local saludable. Por último, en el chequeo espiritual: sustentabilidad cultural; artes y ocio; sustentabilidad espiritual; pegamento comunitario [se refiere a la armonía y creencias comunes entre los miembros del grupo]; resiliencia comunitaria [se refiere a la capacidad de afrontar perturbaciones]; una nueva visión holográfica del mundo [sentimiento de la comunidad como parte del planeta]; Paz y Conciencia Global.

Otras organizaciones

Desde el sitio de GEN se deriva a otros estrechamente relacionados con el tema de las ecoaldeas, interesantes de conocer, ya que hablan de ciertos conductos de traspaso de información y experiencia, como medios de difusión del movimiento. Así, el Global Ecovillage Educators for a Sustainable Earth (GEESE) que no es otra cosa que el equipo docente de Gaia Educación, cuyo principal objetivo es desarrollar cursos en diseño de comunidades sustentables aprovechando la experiencia de las ecoaldeas más exitosas de la Red. Uno de los mayores logros de GEESE fue la creación del Ecovillage Design Curriculum (desarrollo curricular en diseño de ecoaldeas), patrocinado y apoyado por el instituto de entrenamiento e investigación de las naciones unidas (UNITAR). También la Gaia University UK, Australia, y USA. Esta universidad Gaia ofrece un acceso a licenciaturas, maestrías y diplomados, a través de experiencias prácticas y autoguiadas. Esta metodología de aprendizaje permite estudiar localmente, en un trabajo o proyecto, apoyado por los organizadores regionales de la Universidad Gaia y una red mundial de tutores. Este sistema de aprendizaje activo permite trabajar y estudiar a la vez.

Imagen de Associazione Basilico

Por último está Next GEN. Se trata de un grupo está formado por jóvenes integrantes del GEN. Tiene por objeto reflexionar acerca del rol de la juventud en el movimiento global de ecoaldeas. Este grupo ha creado un post en WIKIA, que es un buscador de tópicos específicos, y NEXT GEN abrió un “WIKI” (o nuevo sub-portal de contenido) con el tema de las ecoaldeas. Además acaban de lanzar su sitio web “The Next Generation of the Global Ecovillage Network”.

Conceptos relacionados

Una ecoaldea se diseña y construye a través de herramientas comunes. Existen temas recurrentes que vale la pena mencionar, ya que son la base en la creación de una comunidad de este tipo. Se pueden destacar como más interesantes: la permacultura, la política de consenso o la bioconstrucción.

Pun Pun, Tailandia
Imagen de la página web de Pun Pun

El primer concepto en relación al diseño de una ecoaldea es la permacultura. Muchas ecoaldeas han tomado a la permacultura como base de diseño de su propio hábitat, como una guía en las fundaciones éticas y holísticas para una cultura sustentable. Es un término que aparece recurrentemente en las páginas visitadas, y es la contracción de las palabras “Permanente Cultura”. El término fue acuñado por dos australianos, David Holmgren y Bill Mollison, en la década de los 70, definéndolo como: “un sistema de diseño para la creación de medioambientes humanos sostenibles. La palabra en sí misma es una contracción no sólo de agricultura permanente sino también de cultura permanente, pues las culturas no puede sobrevivir por mucho tiempo sin una base agricultural sostenible y una ética del uso de la tierra. En un nivel, la permacultura trata con plantas, animales, construcciones e infraestructuras (agua, energía, comunicaciones). Sin embargo, la permacultura no trata de estos elementos en sí mismos, sino sobre las relaciones que podemos crear entre ellos por la forma en la que los ubicamos en el paisaje.”

Pun Pun, Tailandia
Imagen de la página web de Pun Pun

La política de consenso se basa en un proceso de toma de decisiones en grupo, que no sólo busca el acuerdo de la mayoría de los participantes, sino que también la resolución o la mitigación de las objeciones de la minoría. El término consenso se refiere tanto como al acuerdo general, como al proceso para llegar a ese acuerdo. Un modelo consensual es esencialmente un esquema anti-ético para la regla de mayorías. De esta manera se busca el igualitarismo versus el autoritarismo, proveyendo de voz al llamado “hombre pequeño” que es rechazado y ninguneado en modelos autoritarios típicos. En este modelo hay alguien que asume un liderazgo (no es designado como en la oligarquía, ni elegida por una regla de mayoría como en la democracia). En un proceso de toma de decisiones de consenso a esta persona se le llama facilitador. Su rol es conducir el proceso y articular el sentido de la discusión, proponer un acta de la decisión, etc. Es un sistema que se asocia a un grupo limitado de personas y no aparecen ejemplos de aplicación en escala mayor.

Proyecto Hornero, Uruguay

Se entiende por bioconstrucción el conjunto de sistemas de construcción que utilizan materiales de bajo impacto ambiental, altamente reciclables, o extraíbles mediante procesos sencillos, como por ejemplo, materiales de origen vegetal. Se basa en las tradiciones de construcción con materiales primarios, naturales, y propios de la zona a construir. El objeto de este sistema de fundirse en el entorno natural en el que se emplaza y de esta manera no constituir elementos demasiado invasivos y ajenos a lo existente.

Conclusión

Los proyectos de ecoaldeas dejan ver un nuevo modelo que refleja, una tendencia minoritaria de personas que han decidido ser parte activa de la solución a la actual crisis del planeta. Son grupos focalizados en hacer un cambio en sus estilos de vida para no ser parte de un sistema cada vez menos sostenible. Habla de un interesante fenómeno sociológico que se basa en una manera de resolver los problemas actuales desde otra perspectiva, una solución alternativa que propone cambiar el patrón cultural que rige a nuestra civilización, dejando de lado el modelo de progreso antropocentrista, por un modelo más holístico. Así, no todas las soluciones son para resolver los problemas del hombre, (como cuidar un bosque que quizás en un par de décadas nos podría ser útil), sino también para proteger la naturaleza por tener un valor en sí misma. De esta manera, se podría decir que la conformación de ecoaldeas, y su organización a través de la red global, habla de una puesta en práctica del concepto de decrecimiento, renunciando a ciertas costumbres culturalmente arraigadas en la cotidianidad, para acercarse más a la tierra y sus ritmos.

Comida comunal en Ithaca
Imagen de Ecovillage at Ithaca

Con esta idea, se podría aventurar que las comunidades poseen cierta homogeneidad en su conformación social, ya que en su mayoría son grupos de personas que tienen una forma de pensar similar, que persiguen un modelo de vida específico. En este contexto se vuelve inevitable mencionar el tema de la búsqueda espiritual como un factor recurrente en la conformación de estos grupos humanos, presente en diversas tendencias o ideologías. Las ecoaldeas se presentan como laboratorios prácticos del concepto de sustentabilidad, y pueden servir como guías en reestructuración de asentamientos humanos, tanto rurales como urbanos. Aparece especialmente interesante la posibilidad de aplicación del modelo en la rehabilitación de comunidades alejadas o poblados pequeños como unidades en peligro de extinción frente al crecimiento desmedido de las ciudades.

Tópicos fotográficos en Ithaca
Imagen de Ecovillage at Ithaca

A pesar de no existir aún una ecoaldea cien por cien sustentable, estos experimentos podrían ser el modelo de asentamiento humano que más se acerca al término. Ninguna comunidad se puede preciar de modélica, cumpliendo a cabalidad sus objetivos, ya que siguen dependiendo en muchos aspectos de actividades no sustentables en la infraestructura del sistema de desarrollo imperante. Seguramente queda mucho que aprender de las primeras y más auténticas ecoaldeas: los pueblos originarios más perdidos y alejados.

Publicado por José Fariña

6 Respuestas a “Ecoaldeas

  1. edgar restrepo

    desde que nacemos y durante toda nuestro proceso de aprendizaje nos están llevando a una sociedad de consumo, para mí la raíz del problema está en la educación que siempre nos han dado y que se toque el tema de la protección ambiental muy poco, prefieren enseñarnos otro tipo de cosas que el de conocer todo lo que nos rodea y como debemos cuidarlos y a medida que vamos creciendo este tema se toca muy poco, y lo increíble es que hay personas que nisiquiera conocen sobre todo el daño que le estamos haciendo a nuestro planeta, al unir este tipo de personas con las que saben y no hacen nada se produce toda esta sociedad de consumo y toda la contaminación.
    Son pocas las personas en el mundo que realmente piensan y hacen algo para cambiar su forma de vida, lastimosamente casi siempre son pocos los que hacen mucho, ojala que desde pequeños no nos enseñen a tener mejores formas de vida mas amables con el medio ambiente y siendo agradecidos con todo lo que esta tierra nos da, así no serian pocos los que hacen algo por el planeta si no que seriamos todos, aunque esto no es una excusa para no hacer algo para remediar o para mejorar nuestra manera de pensar acerca del planeta pero si sería una gran ayuda más que todo para las personas que pueden tener acceder a este tipo de información y una de las mejores soluciones para esta sociedad es hacer del cuidado del medio ambiente un negocio lastimosamente es así, en conclusión lo mejor que podemos hacer es pensar y analizar no solo actuar por instinto.

    …………….

    Gracias por su comentario …

    Se recuerda que el consumo es la acción directa del sentimiento de soledad, sentimiento que por demás es una confusión adicional creada por el enfoque antropocentrísta, donde la naturaleza gira en torno a él.
    Ya la contabilidad avanza y rápido, las señales son claras y se deben superar las montañas gracias a las tecnologías apropiadas para llevar tantísima información para los nuevos tiempos, a la práctica individual y permanente, única forma de obtener el conocimiento, ya que es innegable que nos domina la razón, y una vez se conoce, se ama y así se conserva.

    saludos cordiales – cgj

  2. Pingback: Ecoaldeas, nueva forma colectiva de habitar un territorio

  3. Juan Baquero Figueredo

    Colombia es uno de los países en donde más ecoaldeas tenemos!!! No se sorprendan, es cierto!! En la región andina se encuentran la mayoría de ellas, tanto en Cundinamarca donde se destaca la Aldeafeliz, como en el eje cafetero y tambien en Antioqua con La Comarca en Bello y Amandaris en Santa Helena. Algunos pensaran que esto se debe a la diversidad de especies, flora y fauna que hay en nuestro país que facilita la formación de dichas comunidades sostenibles; pero en mi opinión pienso que además de eso es porque en esta tierra colombiana habitan personas que son sensibles ante esta sociedad de ultra consumo y piensan en vivir una vida alternativa, o por lo menos en contribuir a que ésta se desarrolle y sea “sostenible” buscando tambien devolverle algo a este suelo y a este planeta que tanto nos ha brindado.

    Aquí las ecoaldeas “tienen respaldo” y se estan dando a conocer, ya se ha organizado la Red Colombiana de Ecoaldeas y Comunidades Alternativas, y no sólo eso, ya se han realizado 3 encuentros en diferentes ecoaldeas del país, denominados “El llamado de la montaña”. El último se realizó en la ecoaldea Atlantida ubicada a unos 50 minutos de Cali.

    Los invito a que visiten http://ecoaldeasdecolombia.org/ y se enteren de algo más de estas ecoaldeas colombianas.
    Les recuerdo que algunas (si no son todas) ecoaldeas cuentan con infraestructura para recibir visitantes, y sería una experiencia extremadamente enriquecedora visitar algunas de ellas..

    ———————-

    como puedes ver es gratificante saber la cantidad de personas que han ido tomando conciencia y han ido dimensonando en sus corazones la posiblidad de un mundo mejor. para ello debemos seguir trabajando.

    IT´S A BELL

  4. esta pagina te puede ayudar a comprender mas lo que es una ecoaldea, que son las comunidades sostenibles de hoy en día.

    ECOALDEAS

    Comunidades sostenibles de hoy

    Las Ecoaldeas son lugares creados para compartir una forma de vida respetuosa con el entorno y son también espacios de convivencia que propician el desarrollo humano de las personas que los habitan. El ideal que conduce a los integrantes de las ecoaldeas a materializar sus proyectos se sustenta en un funcionamiento sinérgico y cooperativo que integre las actividades humanas en el medio natural sin explotarlo ni dañarlo. Un intento tan antiguo como el ser humano, que siempre tuvo que buscar el apoyo del grupo para sobrevivir, y protegiendo el entorno, pues al ser su única fuente de recursos no podía agotarse. Actualmente todavía existen comunidades tradicionales que sirven de ejemplo para los modernos pueblos ecológicos.

    Se busca la autosuficiencia, la autogestión y la sostenibilidad además de propiciar adecuadas normas de convivencia, siendo las relaciones personales la piedra angular de estos proyectos idealistas, de los que existen ejemplos en los cinco continentes. A las comunas de los años 70 les han sucedido las aldeas o pueblos ecológicos actuales, donde predominan las casas individuales o familiares y los espacios comunes donde reunirse, compartir tareas y celebrar la vida.

    Desde la década de los sesenta se produce un progresivo despoblamiento de las áreas rurales hacia la ciudad. En paralelo, y sobre todo desde principios de los setenta -como respuesta a la crisis global energética, ecológica y de valores sociales y humanos- se inicia un movimiento alternativo de retorno al campo que pretende una forma de vida más tranquila y en contacto con la naturaleza. Opción que implica un cambio de mentalidad, donde la base de la convivencia es la búsqueda del equilibrio personal y un eje coherente de actuación en lo básico: agricultura y ganadería biológicas, bioconstrucción, utilización de energías renovables, practicar un consumo consciente y responsable, cooperar dentro de una economía solidaria… Como modelo de diseño se ha popularizado la Permacultura, que se comienza a practicar en fincas individuales desde un planteamiento integral y sinérgico, buscando la autogestión, la autosuficiencia, la recuperación de zonas degradadas, la conservación de los recursos y la no contaminación.

    Comunidades Intencionales

    Los 80 son años donde numerosos asentamientos humanos integrados fructifican en todo el mundo y, como consecuencia de la posterior disolución de muchos de estos proyectos, se produce una evolución en los planteamientos. Es en los años 90 cuando cuajan las comunidades intencionales, ecoaldeas o ecobarrios. Se trata de una transformación cultural profunda, gestada desde la crisis global, que pretende un nuevo orden natural sobre la tierra. La sostenibilidad es el principio sobre el que se asientan estas nuevas ecosociedades, algo que implica el consumo consciente y la reducción del gasto energético así como la intencionalidad de que el beneficio no sea individual sino colectivo y del medioambiente.

    La nueva cultura se impulsa en estas comunidades sostenibles o pueblos de elevada conciencia ecológica, que sólo existen si se comparte, donde los alimentos son ecológicos, se construye a conciencia y se recuperan métodos locales, se consume lo cercano, se usan materiales de la zona y recursos del lugar. La pérdida de calidad de vida estimula a buscarla, a querer vivir mejor personal, social, espiritual y sosteniblemente.

    Consecuentemente, los retos a los que habrán de enfrentarse estos grupos pasan por la creación de sistemas biológicos en áreas como la canalización de las aguas residuales, los alimentos y los animales, y la edificación de espacios en base a criterios de bioconstrucción y respeto al medioambiente.

    La Cooperación, base del crecimiento

    La comunidad es la concreción humana de pertenencia al medio y el equilibrio con él. Para compartir se debe partir de una filosofía clara o intención que será la argamasa que facilitará a la comunidad crecer unida y prosperar. Para conseguirlo, hay que plantearse con quién se quiere compartir los ideales y debe de existir un anhelo de transcendencia; pues pasar de la individualidad al grupo implica transpersonalizarse. Entonces la propia dinámica armoniosa grupal facilitará materializar proyectos inalcanzables desde la individualidad. Para que el grupo se consolide, es necesario compartir experiencias, establecer métodos de decisión colectiva, forjar expectativas comunes, llegar a tácticas, estrategias y acuerdos, idear métodos de resolución de conflictos, mantener relaciones con el exterior y mejor si existe un medio de comunicación que informe de lo que sucede. Las personas han de realizar un cambio interno para elevar su autoestima y así tolerar a los otros, ser generosos, escuchar y hablar desde el corazón, ser perseverantes y pacientes, tener seguridad y confianza en el proyecto , esperanza y optimismo, usar el amor contra el miedo y anhelar la bondad compartida.

    Crear una ecoaldea supone vivir un tipo de vida en armonía con la naturaleza que, al alejarse de los valores sociales imperantes, supone un ejemplo demostrativo de que se puede vivir el ideal. Implica ser osado, ya que se va a recorrer un camino poco transitado, poseer una visión clara y compartida de lo que se quiere, lo que exige la puesta en común y la búsqueda del acuerdo, descansando las soluciones en los valores e intuiciones del grupo. Compartir esperanzas y resolver en común consolida las relaciones personales y afianza el proyecto, despertando la confianza y la apertura de uno hacia los demás.

    Organización y sostenibilidad

    Según el modelo de algunas Ecovillas que funcionan desde hace 20 años, como Maleny en Australia o The Farm en U.S.A., organizarse bien supone planificar los objetivos en un mapa de actividades que recoja la manera de realizar la tarea: pasos a dar, cómo hacerlo y cuando. Luego queda compartir la experiencia para aprender unificando la razón y la intuición. Este mapa de actividades tendrá en cuenta el biosistema integrado, el entorno construido, el sistema económico, las decisiones y la unión del grupo, y será flexible y visual. No se debe olvidar la administración y la parte financiera, que bien resuelta nos permitirá vivir aquello que deseamos, logrando la autosuficiencia y la creación de puestos de trabajo. Incluso ingeniar bancos alternativos de la ecoaldea, que puedan prestar dinero a los miembros para comprar tierras, construir casas o emprender nuevos proyectos. Una ecoaldea debe encontrar seguridad económica, diseñando las posibilidades del lugar y del grupo para poner en marcha diversos negocios que abastezcan a la comunidad. Proyectos económicamente viables, respetuosos con el entorno y que proporcionen a los habitantes un puesto de trabajo. Estimular la reinversión del dinero en el proyecto común y dar lugar a procesos grupales, es un objetivo prioritario.

    Dentro de la colectividad habrá de existir conciencia de integridad ecológica, lo que implica vivir en armonía con los sistemas naturales, transformando los residuos y usando los recursos ambientales para cubrir necesidades. Quien decide integrarse en una ecoaldea, lo hace con el aliciente de disfrutar de mayor calidad de vida en contacto con el silencio y la salubridad de la naturaleza. En el grupo, y dentro de este individualmente, cada uno ha de hacerse responsable de sus decisiones y ha de comprometerse con su propio crecimiento personal y camino evolutivo. La visión ha de ser compartida y existir igualdad de oportunidades. Hay que fomentar el sentido de comunidad, los procesos participativos no jerárquicos, democráticos y abiertos. Y la colaboración con otras comunidades, siendo también solidarios con otros proyectos.

  5. Mariana Ugarte

    AMIGOS!! QUE FELICIDAD VER TANTA INFORMACION ACERCA DE UN ESTILO DE VIDA SUSTENTABLE Y ARMONIOSO, ESTO ME ANIMA A SEGUIR ADELANTE CON MI SUEÑO, QUIERO QUE MI FAMILIA VIVA UNA EXPERIENCIA HERMOSA EN ESTE PLANETA!! Y LA VERDAD YO QUISIERA INTEGRARME A UNA ECOALDEA, NO SE COMO PUEDA HACERSE ESTE PROCESO, ALGUIEN SABE? PRIMERO ERES VOLUNTARIO Y LUEGO TE INTEGRAS? COMPRAS UN TERRENO DENTRO? COMO ES? YO VIVO EN MEXICO, EN CANCUN Y ESTOY BUSCANDO UN LUGAR NO IMPORTA DONDE O EN QUE PAIS, SOLO QUE NO ESTE MUY CERCA DE LAS COSTAS. AGRADECERIA ALGO DE INFORMACION!! UN FUERTE ABRAZO A TODOS !!

  6. Gracias Mariana por tus palabras, la linealidad de estos proyectos no es tan clara … cada ecoaldea o comunidad sostenible se pudiera definir de manera análoga a un árbol; así entonces qué nutrientes, quiénes visitan sus ramas, cuál es su altura, sus ramificaciones, etc etc … son las variables que de alguna buscan responder tus preguntas … te sugiero visitar la abuela de las ecoaldeas latinas que justo está en Méx … http://www.huehuecoyotl.net/ y de igual forma para que ingreses a la plataforma global de ecoaldeas en http://www.ecovillage.org … abrazo !

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s